CÓMO INSCRIBIR AL PRESIDENTE DE LA JUNTA DE PROPIETARIOS DE TU EDIFICIO

¿Quiénes conforman la Junta de Propietarios?

En el artículo 47 de la Ley 27157 se señala que la Junta de Propietarios está constituida por todos los propietarios de las secciones y tendrá la representación conjunta de éstos.

Además estipula que esta debe estar inscrita en el Registro Público de la propiedad.

¿Por qué es importante elegir un Presidente de la Junta de Propietarios?

  • Porque su designación facilitará las decisiones que desee adoptar la junta. Por ejemplo, nuevas reglas de convivencia, aprobar modificaciones de las zonas comunes, establecer derechos y obligaciones de los propietarios respecto de las zonas comunes, etc.
  • Porque su elección permitirá buscar una solución a los posibles conflictos que pudieran presentarse en el edificio o condominio, la misma que constará en el acta de la reunión que se realice.
  • Porque su existencia facilitará el trámite de cobro de las cuotas de los propietarios morosos, ya que la ley otorga al presidente la representación procesal necesaria de forma que, incluso, puede interponer la respectiva demanda ante el Poder Judicial.

¿Cuáles son los requisitos para inscribir al Presidente de la Junta de Propietarios en la Sunarp?

  • Copia certificada por notario del Acta de la Junta de Propietarios, en el que conste el acuerdo adoptado con las formalidades establecidas en el Reglamento Interno.
  • Declaración jurada de haber realizado la convocatoria a todos los propietarios con dominio inscrito, conteniendo inserta la convocatoria realizada, con firma certificada ante notario del convocante o convocantes; o , en su defecto, cargos de las convocatorias remitidas a todos los propietarios (copia certificada o los cargos originales).
  • Solicitud de inscripción de título (formulario de distribución gratuita en oficinas), el cual puede ser presentado por cualquier persona.
  • Pago de los derechos registrales.

El plazo de calificación es de siete (7) días hábiles de acuerdo a la complejidad del título.

 

fuente: Blog de la Sociedad peruana de Bienes Raíces